Las Redes Sociales y la Empresa

Obviar la importancia de las redes sociales sería dar la espalda a la realidad y a una tendencia que, cada día, evoluciona a mayor velocidad.

Hace pocos años quedaba claro que la empresa que no estuviera presente en Internet sería prácticamente invisible y, por tanto, estaría destinada a la desaparición.

En el contexto de Internet aparecieron con más o menos fuerza las redes sociales, unas con mayor éxito que otras. En sus comienzos parecía un producto destinado a consumidores adictos a internet y sin mayor ámbito de importancia.

social-media-419944_1920

Pero nada más lejos de la realidad, la velocidad de las noticias en las redes sociales y la difusión tan efectiva y eficaz hizo que las empresas se plantearan de forma inmediata su presencia en este poderoso medio.

La capacidad de llegar a tantas personas de una forma tan veloz y dinámica es un arma de doble filo y para evitar las consecuencias negativas las empresas han incorporado en sus plantillas, tanto de forma interna como externalizada, a especialistas que gestionen las redes sociales.

No sólo basta con tener presencia en las redes sociales publicando las actividades de nuestra empresa, o los servicios y/o productos que ofrecemos, había que profundizar e ir más allá.

Con profundizar me refiero a otro aspecto en el que entraron de pleno las entidades que vieron el potencial que poseen las redes sociales, y no es otro que conocer al cliente actual y potencial, en definitiva “conocer el mercado”.

Saber sus preferencias, gustos, prioridades u obtener el  feedback sólo se puede hacer con interactividad. La “conexión” permanente con el mercado es otro de los aspectos que las empresas tienen en la hoja de ruta en su estrategia en las redes sociales.

Conocer al usuario proporcionará la información necesaria para optimizar los recursos de la empresa, saber qué, cómo, y cuándo y a quién debo/puedo ofrecer mis productos o servicios. Es decir, permitirá una segmentación del mercado de forma que nos enfoquemos en nuestro target y nuestra probabilidad de éxito aumente.

Un producto exitoso puede saborear la amargura del fracaso en un corto espacio de tiempo. En buena parte este contraste dependerá de la gestión de la imagen de la empresa en las redes sociales.

Esta cercanía con el cliente en tiempo y forma es, si cabe, más crucial e importante cuando  el usuario ha tenido una experiencia negativa relacionada con nuestro producto y/o servicio. Una reacción rápida evitará una propagación por las redes sociales, a una velocidad de vértigo, de una mala imagen de nuestra compañía.

Por tanto, la figura del Community Manager  en la gestión de las redes sociales tiene cada día más peso específico en las empresas y, en definitiva, en la cuenta de resultados de cada ejercicio.

Y para terminar y como ejemplo claro de la influencia de las redes sociales en el momento actual y de cómo pueden impulsar una nueva empresa, tenemos el caso de las gafas de sol “Hawkers” y la red social Instagram, esta joven empresa ha conseguido en solo dos años una facturación de 15 millones de euros aprovechando la oportunidad que ofrecen las redes sociales.

Hawkers_sunglasses_green_over_white

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *