LA SOLEDAD DE LOS MAYORES A TRAVÉS DEL SERVICIO DE TELEASISTENCIA.

No cabe negar que la etapa de la vejez sigue siendo una etapa de cambios para las personas. En ella se enfrentan a nuevos retos. La realidad de nuestros mayores suele ser, una realidad marcada por una soledad que envuelve una vida con un pasado lleno.

persona mayor soledad teleasistencia

Desde hace un par de años, soy profesor de la asignatura de Teleasistencia del Ciclo Formativo de Grado Medio de Atención a Personas en Situación de Dependencia, y cada año valoro más la importancia de este servicio. Gracias a las charlas de grandes profesionales en el campo de la Teleasistencia, como las que nos dió la Cruz Roja, que nos hacen ver, con sus propias experiencias, la necesidad de este servicio social para personas con determinadas características personales y que sin ellos, no tienen nexos de unión con el contexto social y cultural que les envuelve.

Según datos estadísticos, la mayoría de llamadas atendidas desde este servicio son llamadas de conversación; llamadas que responden a una necesidad de no sentirse sola o solo; llamadas que responden a una necesidad de saber que se cuenta con alguien al otro lado de la línea telefónica y que, saben, que no están solos.

Han sido muchas las historias escuchadas a lo largo de estos tres años de docencia. Historias contadas con ilusión por profesionales de la Cruz Roja que dedican su tiempo a algo tan humano como ofrecer su apoyo a personas mayores que, por circunstancias de la vida, se han dado cuenta que uno de los grandes hilos que sustentan su día a día, es el hilo telefónico.

aparato de teleasistencia para mayores con soledad

Los técnicos en Teleasistencia son profesionales formados en el campo de las Habilidades Sociales que conocen la importancia de comprender a las usuarias y usuarios del servicio  y que, a través del dialógo, detectar y  poder resolver las necesidades que presentan para, así de esta forma, mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Muchas de ellas/os nos han comentado cómo muchos de las usuarias y usuarios les agradecen el haberlos llamado pues ha supuesto la pequeña nota de color de su día a día y eso, según los mismos profesionales, es la mayor gratificación de este trabajo. Son muchos los casos en los que un simple “buenos días” o un sencillo “cómo se encuentra hoy” es el detonante del inicio de un diálogo, de una conversación en la que, tal vez, sirva sólo para hablar durante un tiempo pero, en otros casos, sirva como un diagnóstico de cómo se encuentra el usuario y si requiere de una intervención por parte del Servicio de Teleasistencia o de otros profesionales relacionados con el mismo.

Por todo ello, hemos decidido dedicar este artículo a resaltar la importancia del Servicio de Teleasistencia en relación a la soledad de las personas mayores. Una soledad que, a veces, puede tener solución; una solución muy sencilla y que sólo requiere la implicación y la participación de personas que se preocupan por ayudar a otras personas para mejorar su calidad de vida y decirles, en pocas palabras, que no están solas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *