La Esclerósis Lateral Amiotrófica (ELA)

Para poder hablar de la “ELA” la entenderemos mejor si partimos del propio significado de su nombre. Esclerosis etimológicamente significa endurecimiento patológico de un tejido u organismo que es debido al aumento anormal y progresivo de células de tejido conjuntivo que forman su estructura; principalmente se aplica a los vasos sanguíneos y al sistema nervioso”; y amiotrófica toma su sentido de: A= negación; mio= músculo y trófica= relacionado con la nutrición.
Por su parte el término lateral surge porque el fenómeno de esclerosis se produce predominantemente en la región lateral de la médula espinal.
Con esta pequeña introducción podemos dar una definición más entendible acerca del ELA, y es que las neuronas motoras o también llamadas motoneuronas (que son células que controlan la actividad voluntaria, es decir, desde el cerebro se envían mensajes que van a la médula espinal y de ahí a los músculos) mueren y al haber esta interrupción los músculos no funcionan de manera adecuada.

esclerosis ela
Esta enfermedad es progresiva y degenerativa; es decir que se van paralizando los músculos que intervienen en la movilidad, el habla y la deglución, llevando en sus fases más avanzadas a la persona a una silla de ruedas y a desarrollar complicaciones pulmonares, hasta la interrupción final de las señales de todos los músculos voluntarios, ya que no hay cura definitiva, sino más bien tratamiento para mejorar la calidad de vida de los pacientes.
Las causas de la esclerósis lateral amiotrófica todavía se desconocen, por lo que pueden afectar factores ambientales y genéticos además de tóxicos y virales.
En cuanto al diagnóstico, los primeros síntomas que se presentan son la pérdida de la fuerza muscular y la coordinación afectando esta debilidad a brazos y piernas. Por lo que es aquí cuando acudiríamos al médico para recibir un diagnóstico, el cual se obtiene a partir de pruebas de sangre (para descartar otras enfermedades), respiratorias, TAC y Resonancia Magnética entre otras.

A pesar de lo complicado del trastorno, de las medidas de adaptación personal y familiar, continúan los avances en investigación para ralentizar la ELA. Un estudio chileno encontró que un azúcar, llamado trehalosa, es capaz de hacer retroceder el avance de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), ya que enseña a las células a eliminar proteínas anormales, mejorando la supervivencia de las motoneuronas.

El ELA, es uno de los diferentes temas que tratamos a lo largo de nuestro Ciclo Superior en Atención a Personas en Situación de Dependencia. ¿Te interesa? ¡Infórmate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *